domingo, 21 de noviembre de 2010

COMPROMISO

La palabra compromiso deriva del latín compromissum y hace referencia a una obligación contraída ó palabra dada.



Hace unos meses desde el los componentes del deporte en la escuela y miembros del club Bm Ierenna se puso en marcha una iniciativa dirigida a una generación de niñas que pasaban del colegio Fernando Feliu al Ies Gerena, dicha iniciativa no era otra que la de crear un equipo infantil femenino de balonmano para que dichas niñas no perdieran el hábito de practicar deporte.

El deporte como los estudios es una gran parte de la formación de las personas, pues aquí hay que tener una rutina, unos hábitos y una disciplina que hace que las niñas se crean unas responsabilidades voluntarias

Desde hace unos días estamos notando la baja presencia de niñas a los entrenamientos y nos hemos encontrados con la sorpresa, de que para jugar el partido contra San agustín de este sábado solo teníamos a 8 niñas, nos preguntamos que por tenemos tan pocas niñas, y las respuesta son en casi todos los casos la misma, castigadas por los estudios, tienen que estudiar etc...

Como he dicho antes en la definición de compromiso, es una obligación contraída, esto es lo primero que dijimos en la reunión que tuvimos al principio de la temporada nosotros nos hacíamos responsables del equipo siempre y cuando hubiera un compromiso de parte de los padres y jugadoras.

En este proyecto que se creó para las niñas y en la que muchas personas estamos involucradas sin otro beneficio que el placer de servir para que las vuestras hijas disfruten de la practica del deporte y estamos viendo que si la situación continua así nos veremos obligados a disolver el equipo.

Sabemos que la educación de los hijo es una cosas complicada, y no seremos nosotros los que os digamos como hay que educar a vuestros hijos, pero en principio vuestras hijas y vosotros disteis el visto bueno y resulta que la mitad de las niñas no vienen a los entrenamientos, desde la dirección deportivas os rogamos que cuando tengáis que castigar a vuestras hijas no lo hagáis quitándoles el balonmano, pues no solo las castigáis a ella sino a todas aquellas niñas que se esfuerzan para sacar sus estudios y poder acudir al balonmano, sino que les obligeis a realizar los compromisos adquiridos y sus obligaciones en los estudios, si entre todos remamos hacia la misma dirección seguramente lleguemos a buen puerto.
Esta semana nos hemos librado porque el partido contra San agustín se ha suspendido pero si hubiéramos tenido que jugar, como primera consecuencia sería la de pagar una sanción económica por no llevar un mínimo de 10 jugadoras y otra sería el aspecto anímico de todos los componentes del equipo, jugadoras como entrenadores , y demás personas que estamos intentando que esto salga para adelante

1 comentario:

Juan Bautista dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Dice un viejo probervio indio, toda larga caminata empieza con un simple paso. Nosotros ya lo hemos dado, pero resulta que en el segundo ya empiezan a dolernos las piernas o bien nos ponemos zancadillas nosotros/as mismos/as.
Esta ilusión creo que es la de unos pocos, pero muchos pocos hacen un mucho. Así que o todos apechugamos o el barco no llega a buen puerto.
Sigo pensando que este pueblo adolece de deporte femenino y que nosotros en cierta forma encabezamos el interés porque esto deje de ser así, luchamos con fiestas, amigos, padres, estudios, noviazgos, y para todo hay tiempo si se quiere. Flaco favor hacemos los padres y madres si seguimos pensando que el deporte no es una parte importante del desarrollo de nuestros hijos e hijas.